Cuando la elegancia es un punto

Cuántas veces hemos escuchado esa frase de que “menos es más”… Pues sí, estamos de acuerdo. Existen marcas que, para nuestro gusto, rozan el mal gusto cargando en exceso su producto (léase ropa, calzado, complementos, cuadros, etcétera). Nosotros somos amantes del buen gusto y de las cosas bien hechas, con arte y con elegancia. Pero que conste que esto no está reñido con el precioso mundo de los niños. Y es que existen marcas handmade que nos ofrecen preciosos productos para los más pequeños sin perder un ápice de buen gusto.

Un ejemplo es la marca de ropa y muñecos para bebé Monita Salero. Con sólo dos agujas y la técnica del crochet crean de la nada unos preciosos muñecos personalizados que quitan el hipo (click aquí). De verdad que, si queréis acertar con el regalo para un recién nacido, tenéis que entrar en la web de esta marca y encargar algún regalo personalizado que, además de elegante, será único y exclusivo para ese bebé que acaba de llegar a este mundo.


Dejá un comentario