Si no tienes compañía para esta noche, encuéntrala solo aquí

Si no tienes compañía para esta noche, encuéntrala solo aquí, en este puticlub Barcelona de primer e insustituible nivel, donde podrás gozar de la “profesión más antigua del mundo”, como se ha dado en llamar eufemísticamente, dado que existe desde que el ser humano se estableció en núcleos suficientes para permitir tal actividad.

Una de las formas más antiguas de prostitución registrada históricamente es la “religiosa”, practicada inicialmente en la antigua Sumeria, pues desde el siglo XVIII antes de Cristo, en Mesopotamia se reconocían los derechos de propiedad sobre las prostitutas. En el propio Código de Hammurabi se hallan apartados que regulan específicamente los derechos particulares de las hieródulas: mujeres dedicadas como esclavos al culto de los dioses.

Los historiadores griegos Heródoto y Tucídides documentaron la existencia en la famosa Babilonia de la obligación para todas las mujeres, al menos una vez en su vida, de acudir al Templo de Ishtar para tener sexo con un extranjero, como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. La prostitución estaba presente varias culturas fenicias, donde se practicaba en honor de la diosa Astarté, encarnación de la madre naturaleza, la vida, la fertilidad, y representante del amor y los placeres carnales.